Archivo de la etiqueta: nube

Carta a Camilo

Una Nube terrenal que regresó a su lugar de origen, el cielo….

Estaba esperando a que el dolor pasará un poco para poder escribir acerca de uno de mis bebés que el pasado 22 de julio del 2014 se fue al cielo… Camilo Raso

Aún no logro entender muy bien porque Camilo ya no esta conmigo, la muerte es difícil de entender, sin embargo, le agradezco a la vida y a Dios el haberme dejado conocer y vivir al lado de mi Camito, el perro guerrero más fregón con el que me he topado y me toparé, no por algo Guerritas fue tu primer nombre nene…

Hola mi bebé,
 
Dijeron que tal vez sí te escribía iba a sentir menos dolor y la verdad es que sentir o no el dolor no me importa, lo que me importa es que sepas cuanta falta me haces y como te amo.
 
Hoy hace una semana te fuiste al cielo y dejaste un vacío el mi corazón que nunca se va a llenar, contigo he conocido el amor más blanco y puro
que se me ha cruzado en la vida y no sabes cuanto te extraño y como me hace falta tu presencia física y apestosa conmigo.
Ahora que estas en el cielo te voy a contar como es que llegaste a mi vida…
 
Un día sin mucho pensar busque un perrito para dárselo a tu abuelita Doris pues el perrito que había tenido en la farmacia se perdió.
Así que sin mucho buscarte te encontré, te trajo a mi una muy buena persona y cuando me contó tu historia decidí que ibas a ser mío…
 
Fui por ti una mañana de sábado, había sol y tu estabas muy asustado y flaco, casi no te movías, tenías miedo, te fuiste en la parte de atrás
de mi neón (a ese carro de arrancaste toda la película de la ventana de tan enojado que te ponías cada que íbamos a poner gas).
 
Me habían platicado que eras un perrito que había tenido moquillo y que había sido tan duro que había afectado tu sistema inmune, una patita
no dejaba de temblarte, era exactamente la pata derecha trasera y sólo por eso te querían sacrificar.
 
Te lleve con tu abuelita a la farmacia, te deje con ella, era 14 de febrero y yo me fui por ahí con un amor, mi mamá me llamo diciéndome
que estabas malo y que mejor fuera por ti porque no quería perros malos, así que me regrese inmediatamente y fui por ti, te lleve al veterinario, estabas desnutrido, te quedaste internado 2 o 3 días, después regresaste a la farmacia.
 
Poco a poco te fuiste ganando a mi mamá, has sido el perro más listo que he tenido, andabas tu sólo, te ibas de loco al mercado a comer porquerías y más todo lo que la gente te quería dar, al principio mi mamá no te quería llevar a la casa así que dormías en la farmacia, después te ganaste su corazón y te llevábamos diario a la casa, dormías afuera, te levantabas temprano con nosotras para irme a dejar al trabajo y seguirte con mi mamá a la farmacia.
 
 Para cúrate esa temblorina de la pata mi mamá te puso unos imanes en tus orejas y el milagro sucedió…
 Se fue esa “temblorina” de tu patita, yo lo atribuyo el milagro al amor que empezaste a sentir de nuestra parte y viceversa.
 
 Ahora mi mamá te traía muy arregladísimo ( como esos perros mariquillas con cortes esponjosos) poco a poco descubrimos que odiabas que te mandáramos al peluquero, llegabas con un ojo volteado, te ponías muy nervioso… Ay mi Camito
 
 Así que mama comenzó a bañarte y a ponerte guapo ella misma, te calentaba tu agua y te bañaba y peinaba en la farmacia. Un día te secuestraron unos mariguanos gracias a dios te regresaron con nosotros, llegaste mariguano Camil!
 
 Sobre tu nombre fue mama quien te lo puso, tu primer nombre era Guerritas, te pusieron así porque una persona buena te había regalado un suéter de militar. Después pasaste a ser Camilo, Camil, Camito, ,Camilawer, Nube…
 
Así pasaron tus días en la farmacia, después nos tuvimos que ir de la farmacia y llegaste a tu casa, viviste lo que era tener hermanos y ya no andar de vago como antes, te costo trabajo pues siempre has sido un alma libre…
Llegaste a la vida de Campana y Bongo y moviste todo su mundo, Bongo y tu se convirtieron en los cámaradas más hermosos que nunca he visto, Campana siempre te gusto y a Aldo tu le diste la bienvenida.
 
Te conocí más, te hiciste más parte de mi, supe que te gustaban las schnauzers, supe como te caían mal los golden, aprendí a entender que las bicis no te gustaban, que no gustaba que te bañara, que podía soltarte la correa porque tu siempre regresabas, sentí como te gustaba caminar al lado de mi, como te gustaba subirte a mi cuando estaba sentada, como te gustaba defendernos y como nunca te gusto dejar de tomar agua de charco.
Te gustaba brincar y brincar, nunca aprendiste a hacer ninguna gracias porque no lo necesitabas, siempre fuiste el que más me seguía, el que más buscaba a mi amor, el que comía menos y el que sonreía más.
 
 Mi vida, te extraño, me haces falta y siempre me harás falta, gracias por tu amor, gracias por poner tu vida en mis manos y perdóname sí te falle, sí no te supe cuidar y sí me faltó más amor que darte.
 
Siempre vas a vivir en mi corazón, tus hermanos y yo te extrañamos mucho, Aldo te extraña cuando come pasto, Bongo te extraña cuando quiere pelear y no tiene quién jalar la cobija, te extraña cuando se va a su hoyo de la pared con mosaicos rotos, extrañan ladrar contigo, Campi extraña tu acoso y yo te extraño cada que respiró.
 
 Nunca debemos olvidar y agradecer a las personas que hicieron posible que tu y yo compartiéramos la vida juntos, a la señora Yolanda Romero que te recogió de los tiraderos de basura de Tultitlan, a Vanessa Bojórquez que fue quien te trajo conmigo y a mi mamá que te acepto como inquilino en la farmacia .
 
 Te me fuiste muy joven y de repente, y eso es lo que más me duele pero mi bebe, siempre, hasta el último de mis días, vas a estar en mi corazón.
 Seguro andas en el cielo con Alun y Pinky, cuidalos mucho como sólo tu sabes cuidar a los que amas.
 
 Confiabas tanto en mi que te dejabas quitar tus lagañas feas y bigotes sucios y me siento muy afortunada de eso y de haber sido tu mamá el tiempo que la vida nos lo permitió.
 
 Eres de las cosas más hermosas que a las 30 años he conocido, gracias por ayudarme a trascender.
 
Siempre, siempre estabas sonriendo y hasta la fecha según tu, cojeabas con tu pata mala,creo que era cuando hacia frío o cuando querías recordarme que no debemos olvidar de dónde venimos…
 
Me haces falta y siempre me vas a hacer falta, mi nube, mi guerrero, mi agradecimiento.
Te aman por siempre, tu mamá y tus hermanos.
 

Camilo

Febrero 2009 – Julio 2014 
 
foto
 

 

Anuncios